lunes, 19 de marzo de 2012

La mosca que salió de la habitación 613

Isabel Molina
No todos los que se acercaban hace unos cien años a la puerta número 613 del Schermerhorn Hall, en la Universidad de Columbia, se atrevían a llamar. Pero los que una vez lo hicieron pudieron ver a ocho científicos trabajando sin descanso y rodeados de botellas llenas de pequeñas moscas. Un espectáculo extraño pero sin duda productivo ya que, de la posteriormente conocida como ‘Habitación de las Moscas’, salieron 5 premios Nobel y muchas, muchas moscas.

La persona que lideró este grupo excepcional de científicos fue Thomas Hunt Morgan, que descubrió que los genes, localizados en posiciones específicas en los cromosomas, eran la unidad de la herencia mendeliana y suponían la base de la evolución darwiniana y del control del desarrollo.
Los pequeños invertebrados que se apretaban en las botellas eran moscas de la fruta (Drosophila melanogaster), un insecto que tiene en común con los humanos mucho más de lo que por aquel entonces podía imaginar Morgan.

SEGUIR LEYENDO..